El grafeno, un nanomaterial por el que se otorgó el premio Nobel de Física 2010, es tanto el material más resistente como el más ligero conocido. Es una capa atómica de carbono puro, un material bi-dimensional con el espesor de sólo un átomo distribuido perfectamente en una formación hexagonal de panal.

El grafeno es superlativo en numerosas propiedades:

  • Conduce la electricidad mejor que el cobre.
  • Es doscientas veces más resistente que el acero, pero seis veces más ligero.
  • Es mejor que cualquier metal para conducir el calor.
  • Es casi perfectamente transparente, ya que sólo absorbe un 2% de luz.
  • Tiene una increíble área superficial de más de 2,500 m2 por gramo.
  • Es flexible.
  • Es impermeable a los gases, inclusive al hidrógeno y el helio.
  • Es biocompatible.
  • Es impermeable al agua.
  • Se pueden añadir componentes químicos a su superficie para alterar sus propiedades.